comunicación empresarial

Estrategia de comunicación empresarial

  • Publicado por

En pleno auge e intensificación de la sociedad de la información, el mundo virtual y la imagen, ¿qué puede hacerse para atraer la atención de los clientes y consumidores? En el maremágnum de marcas, ¿cómo posicionar nuestra empresa? La respuesta está en diseñar una estrategia de comunicación empresarial adecuada.

Un ejemplo modélico

En 2009, la Oficina turística de Queensland consiguió que medio mundo conociera este estado australiano (que no llega a 5 millones de personas) gracias a una aparentemente sencilla e inesperada campaña de publicidad basada en un mero anuncio en el periódico. En el anuncio se ofrecía “el mejor trabajo del mundo“, probablemente hayas oído hablar de él. Con el anuncio y su inteligente gestión, sus responsables de comunicación alcanzaron un objetivo mucho más importante que el de cubrir un puesto de trabajo: que millones de personas oyeran hablar de un rincón del mundo espectacularmente bello. Las 35.000 personas que mandaron su solicitud contribuyeron además con sus vídeos a expandir la campaña. Puedes ver aquí el vídeo que resume la exitosa campaña.

El mejor trabajo del mundo
IMAGEN DE LA MÍTICA CAMPAÑA DE TURISMO DE QUEENSLAND.

Comunicación en el siglo XXI

El ejemplo anterior puede enseñarnos mucho sobre cómo acceder a las audiencias en nuestras sociedades virtuales: en primer lugar, se observa una sabia utilización de los recursos a nuestro alcance. Por otro lado, el ideal de campaña siempre debe aspirar a tener un potencial viral. Aunque en muchos casos no se pueda conseguir, o se consiga a medias, los ingredientes para la viralidad han de estar presentes en nuestra receta: una idea original y rompedora, así como un “marketing democrático” que prevea las posibilidades de difusión desinteresada de personas que se sientan atraídas por el contenido de la campaña o la marca. Es imprescindible asimismo contar con responsables comunicativos con formación y experiencia en el aprovechamiento de los recursos comunicativos actuales, y que sepan reaccionar ante nuevas circunstancias.

La publicidad tradicional también cuenta

Poner en práctica estrategias novedosas, potencialmente virales y construidas con la idea de “marketing democrático” constituye el prototipo idóneo de estrategia publicitaria B2B en el actual contexto. Sin embargo, no por ello debemos desdeñar la utilidad de las estrategias más tradicionales, que pueden ser un complemento adecuado para fortalecer la marca. Pues si tenemos claros los objetivos y los métodos, todas las herramientas pueden ser pertinentes.

Estrategia de comunicación empresarial Mask
LA ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN DE TU EMPRESA MARCA EL CAMINO HACIA TU OBJETIVO COMERCIAL.

Así, la publicidad tradicional y la estrategia de publicidad de empresas industriales siguen empleando ciertos recursos interesantes. Por ejemplo, compañías energéticas y entidades bancarias han intentado en los últimos años compensar las constantes noticias negativas aparecidas en los medios de comunicación con una apuesta por la profundización en la estrategia del patrocinio deportivo. Pau Gasol, la selección española de baloncesto, Andrés Iniesta y la selección española de fútbol, todos ellos campeones del mundo, son la imagen de determinadas marcas que han buscado equilibrar su mala publicidad reciente en temas sociopolíticos con la clara asociación con deportistas cuya popularidad es seguramente uno de los puntos menos controvertidos entre la población. ¿A quién no le cae bien el gran Andrés Iniesta? ¿Quién no ve a Pau Gasol como el familiar ideal? Personas comprometidas, tranquilas, simpáticas, que han alcanzado la excelencia con el esfuerzo diario.

Estrategia según posicionamiento

Pero claro, no todas las marcas pueden acceder a un Gasol. Aunque sí que podemos optar a asociarnos con un personaje de prestigio a una escala geográfica menor. En cualquier caso, nuestra estrategia debe adecuarse al tamaño de nuestra empresa y en especial a nuestra posición en el sector. En este punto podemos diferenciar tres grandes tipos de situaciones: una en la que somos la empresa líder, otra en la que estamos en una buena posición pero no especialmente ventajosa y una última en la que acabamos de empezar, no somos aún conocidos o estamos muy lejos de donde queremos estar.

En el primero de los casos, la estrategia se basará en valores como la estabilidad y el prestigio. Recordar que somos líderes y en especial por qué lo somos. Mantenimiento de nuestras ideas marco. En el segundo caso, seguramente nuestro potencial resida en el poder de la comparación. En especial frente al líder de nuestro sector, tenemos que resaltar los elementos que nos diferencian y aquellos en los que superamos a nuestros competidores. A veces es preferible ser sutil en la comparativa y centrarnos en nuestros puntos fuertes, mientras que en otras ocasiones una aproximación más agresiva puede conseguirnos una mayor visibilidad. En especial si entramos en la tercera de las hipótesis, aquella en la que estamos en el furgón de cola de la competición. En esta situación, hay mucho que ganar y poco que perder, así que todas las iniciativas deben ser analizadas para despegar y darnos a conocer.

Lo que debemos tener muy claro es que, consista en lo que consista, sin estrategia de comunicación empresarial no vamos a ninguna parte. Sin un plan claro, la flauta puede sonar excepcionalmente una vez, pero poco más. No solo es necesario seguir una estrategia clara por los efectos que buscamos en el exterior, sino también para saber optimizar nuestros recursos hacia el interior.

¿Y tu empresa?, ¿tiene una estrategia de comunicación clara?, ¿resulta exitosa y eficiente? Déjanos tu comentario.

Etiquetas:
/
/
Categorías:
Blog /
marca /
Marketing /
Publicidad

Comentarios

  • Álvaro Rodríguez 4 abril, 2017

    The Best Job in the World, paradigma de campaña donde la inversión inicial queda más que justificada por los resultados obtenidos. Pasan los años y sigue igual de fresca e inteligente. Daría un dedo (del pie 🙂 por haber firmado una campaña así.

¡Quiero Participar!

Gravatar